LA REGIÓN Jueves 19 de enero de 2006
CHACO TIENE EL MAYOR ÍNDICE DE POBREZA ENTRE NIÑOS Y ADOLESCENTES
Ninguna provincia argentina tiene mayor proporción de pobres entre sus niños y adolescentes que el Chaco. Según un estudio de la CTA basado en datos del Indec, el 75 por ciento de los menores de 18 años que viven en territorio chaqueño es pobre. Es decir, de cada cuatro chicos, tres están por debajo de la línea de pobreza. La situación es casi igual de dramática en la vecina Corrientes, donde el porcentaje de pobres supera el 73 por ciento entre los menores de 18. En el otro extremo se encuentran Santa Cruz, Tierra del Fuego y Capital Federal, con índices inferiores al 26 por ciento.

El documento elaborado por la Central de Trabajadores Argentinos, a través de su instituto de investigación social, aborda como objeto de estudio la infantilización de la pobreza, y señala que los datos que grafican el tema "son aberrantes, ya que configuran la situación de un país donde casi la mitad de la población es pobre y donde la mitad de los pobres son pibes".

A la vez, señala que los números oficiales "deben ser considerados de mínima. Es sabido que el Indec sigue trabajando la medición de la EPH (Encuesta Permanente de Hogares) en base a la información proporcionada por la encuesta de gastos de los hogares correspondiente al año 1988. Situación esta que pasa por alto el hecho de que existen interesantes avances metodológicos realizados por el mismo organismo y basados en una encuesta más reciente correspondiente a los años 1996 y 1997. Más allá de las razones (ciertamente políticas) que explican el porqué de este deliberado retraso metodológico, la información elaborada por el organismo permite actualizar los datos".

En el estudio, el Chaco aparece con el nivel de pobreza más alto para la franja de menores de 18 años, según datos del segundo semestre de 2004, el último disponible al momento de la realización del documento, con un 75,20 por ciento. Eso equivale a decir que en la provincia hay unos 333.000 chicos pobres.

Los autores señalan que una falencia del Indec es que para considerar si un grupo familiar está por debajo por encima de la línea de pobreza, no se consideran los gastos que debe afrontar para pagar la vivienda en que vive, si se trata de una casa alquilada, por ejemplo. Si se corrigen las estadísticas agregando este elemento, el porcentaje de chicos pobres crece en el Chaco al 86 por ciento.

Según los datos del Indec, el 38,3 por ciento de los chicos chaqueños son indigentes. La indigencia es una situación de pobreza agravada, e indica el caso de quienes no reciben la alimentación diaria mínima necesaria.

"La "infantilización de la pobreza" es el rasgo central de una Argentina impresentable desde un punto de vista ético y moral. Es también la clave para interpretar la realidad destruyendo las falacias del neoliberalismo o del actual discurso neodesarrollista que, bajo otra modalidad pretende reinstituir la vieja y falsa teoría del derrame", afirma la CTA.

El estudio de la central obrera plantea también que "desde un punto de vista estrictamente económico, que más de la mitad de la población infantil sea pobre supone que en el futuro la capacidad de producción por hombre en nuestro país será menor".

"En un mundo signado por el cambio tecnológico y donde el conocimiento es la clave del desarrollo, esto determina que si no se modifica esta situación, en la Argentina del futuro, no sólo no habrá derrame alguno en términos de mejora social, sino que nos estamos internando peligrosamente en una verdadera ‘trampa de la pobreza’. Es decir, que como somos pobres hoy, seremos más pobres mañana", advierte.

"Argentina no es un país africano ni un país asiático como Nepal. Su capacidad económica no justifica lo que ocurre. La sola comparación de lo que consumen hoy los hogares argentinos con el valor actual de la canasta de pobreza indica que en Argentina los hogares consumen lo suficiente como para que 110 millones de personas no sean pobres. Si somos 37 millones de habitantes y 16 millones de pobres, esto quiere decir que mientras algunos hogares se quedan con muchas canastas, otros no tienen ninguna. Puesto en estos términos, el problema argentino no es la ausencia de una capacidad objetiva que debe resolverse incrementando la riqueza que se produce, sino la consecuencia de la matriz de profunda desigualdad que organiza hoy su funcionamiento económico. Es el déficit que exhibe el representante del interés público (el Estado) en sus modos de intervención en el proceso de producción y distribución de la riqueza nacional", advierte la CTA.Vox Populi - El Diario Digital de Misiones, Argentina.

 
DIARIO DIGITAL
Portada
Último momento
Vox Populi en tu sitio
Suscríbase gratis

Servicios
Servicios
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

 


Participa de las mejores subastas en internet
visitando MercadoLibre.com
Vox Populi  | Quienes somos | Publicite aquí | Contáctenos
El material de estas páginas es de reproducción libre y gratuita. Es obligatorio mencionar las fuentes informativas.